¿A qué juegan Ferrari y Alonso?

15 04 2011

Después de una pretemporada esperanzadora, en la que se atisbaba el retorno por la puerta grande de Il cavallino rampante al primer puesto de la parrilla, contemplamos con perplejidad en estas primeras carreras como todo cambia para que todo siga igual: Red Bull sigue estando a años luz del resto de monoplazas… ¿Qué está pasando? ¿Estarán utilizando bebida energética en lugar de gasolina en las carreras? ¿Será verdad su slogan publicitario y les dará alas?

Desde mi punto vista y, más allá de análisis técnicos detallados que dejaremos para personas mucho más cualificadas, la clave está en que Ferrari está un tanto anticuado y tiene una estructura ciertamente rígida, motivo por el que no ha sabido adaptarse tan rápido como otras escuderías a las nuevas normativas y a las posibilidades que éstas abren. De hecho, el año pasado, aunque es cierto que estuvieron a punto de llevarse el título de no haber sido por su nefasta estrategia en el último GP, fueron siempre a remolque y sólo lograron equipararse a Red Bull copiándoles algunas de sus soluciones aerodinámicas. Y esto es inconcebible. El rojo de Ferrari representa la sangre que mueve desde sus inicios a este ser impredecible llamado Fórmula-1. Su exigencia siempre deber ser la máxima, porque así se entiende cuando se está en la cumbre. No valen excusas, tienen que estar ahí.

Y si hablamos del Ferrari actual, tenemos que hablar de Fernando Alonso. Por todos es conocido el valor añadido que el asturiano ha dado siempre a sus equipos por sus grandes conocimientos de telemetría y su implicación directa en la elaboración de cada detalle del coche, pero por lo que parece no ha sabido ponerlo en práctica hasta el momento en Maranello. Y el sentimiento de frustración que siente en algunos momentos le ha llevado a perder esa frialdad que siempre le había caracterizado. Un buen ejemplo fue la embestida que le propinó a Hamilton en el pasado GP de Malasia, si bien el inglés también tuvo su parte de culpa provocándole con un zig-zag defensivo ilegal.

Quizá estemos enclaustrados en un punto demasiado pesimista. Pero la realidad es que nos basamos no sólo en las diferencias de tiempos entre las escuderías, ya de por sí notables, sino en las sensaciones que transmiten unos y otros equipos. Mientras unos pasean a sus anchas por entrenamientos y carreras, entre poles y podios, otros sudan la gota gorda y rezan para que “pase algo” anormal y aprovechen la coyuntura para rascar puntos. Y así no hay manera. 

P.D.: Ojalá Timo Blog se equivoque al 100% y desde este mismo GP de China empiece a abrirse otro panorama mucho más alentador.

Anuncios

Acciones

Information

One response

15 04 2011
Fer

Me cago en Ferrari a ver si espabilan de una vez o me cambio a Mclaren 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: