Pelea de gallos en el corral de Red Bull

31 05 2010

El doblete de Red Bull en Turquía parecía cantado. Los McLaren apretaban los dientes por detrás pero no se percibían opciones claras de que pudieran superar a los bólidos de la bebida energética. El poleman del sábado, Webber, volaba rumbo a una victoria que le afianzara en lo alto de la clasificación general. Su compañero Vettel le seguía los pasos, en aparente armonía hacia el triunfo de equipo. Pero no hay nada más ficticio en este deporte que el respeto al colega de escudería.

El alemán se pegó al rebufo del australiano y no dudó. Intentó sobrepasarle por la izquierda, confiando en la permisividad propia de quien comparte monoplaza. Craso error. El duelo acabó con una colisión entre ambos coches que mandó a Vettel  fuera del asfalto tras un espectacular trompo a 300 kilómetros por hora. Webber logró mantenerse en pista a duras penas aunque fue relegado a la tercera posición, previo paso por boxes para cambiar el dañado alerón delantero.

Las caras de desesperación de los ingenieros lo decían todo. ¿Quién fue el culpable? Parece que el equipo defiende al piloto germano, ya que consideran que su opción de adelantamiento era clara y fue Webber quien lo obstaculizó. En mi opinión, el responsable fue Vettel por intentar una maniobra muy arriesgada, sin tomar precauciones. Desde mi punto de vista, se precipitó y pecó de ingenuo pensando que su compañero se lo pondría fácil. ¿Por qué iba a hacerlo? Él también quería ganar.

¿El resultado? Una victoria regalada a las balas de plata, encabezadas por un Hamilton que va a más a medida que avanza el Campeonato. Button aún se siente campeón después del título que alcanzó la pasada temporada y copió la imprudencia redbulliana. Libró una batalla sin cuartel, llegando incluso a sobrepasar a su compatriota, pero Lewis le devolvió la jugada en la siguiente curva. Inmediatamente, las alarmas se encendieron en los boxes británicos y sutilmente advirtieron a sus pupilos de que redujeran la velocidad para ahorrar combustible. Eso quizá les salvó de una amarga sorpresa…y les dio un doblete muy jugoso.

Alonso flojo, Ferrari lejos

Fernando Alonso volvió a su lucha particular esta temporada…la de remontar una y otra vez como consecuencia de unas nefastas sesiones de clasificación. En esta ocasión recortó cuatro puestos, de la 12ª a la 8ª plaza, pero con malas sensaciones…con problemas para superar a coches a priori inferiores como los Renault. Massa no fue mucho mejor y terminó 7º…un pobre bagaje para la scudería de los 800 Grandes Premios y del máximo presupuesto. Por momentos nos recuerdan, comparándolo con referentes futbolísiticos, al Real Madrid galáctico de Florentino…

El conjunto italiano tiene previsto introducir dos paquetes de mejoras en las próximas carreras de Canadá y Valencia, con las que esperan recortar cuatro o cinco décimas. Teniendo en cuenta que la distancia actual con Red Bull y McLaren es de 7 u 8…está claro que aún no podrán estar a su altura.

Istambul Park sí fue un buen lugar para otro español. De La Rosa logró por fin completar una carrera…le ha costado una barbaridad. Sólo pudo terminar undécimo, pero estuvo en la lucha por los puntos: la estrategia “prudente” de BMW Sauber le frenó para que no intentara adelantar a su compañero Kobayashi en la última vuelta. Por su parte, Alguersuari continuó con su regularidad y finalizó duodécimo.

Aquí os dejo un vídeo con la repetición del accidente tras el pique entre Webber y Vettel. Judgad vosotros mismos quién es el culpable…

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: