La ‘serpiente monegasca’

13 05 2010

Sin tregua, llega ya el GP de Mónaco. Uno de los más especiales y atractivos para público y para pilotos. Aquí lo que prima, más que la velocidad, es la habilidad y valentía para pasar a centímetros de los muros que hacen de las calles que conforman este circuito un auténtico laberinto. Los monoplazas se convierten en aventureros que se adentran en la jungla urbana de Monte Carlo para enfrentarse a la ‘serpiente monegasca’, ya que el trazado se asemeja en su forma a este tipo de reptil por sus curvas enrevesadas.

Eso de adelantar se considera aquí una utopía. No hay ningún punto claro marcado en la hoja de ruta de los pilotos donde haya opciones reales de sobrepasar a los adversarios. De hecho, lo más típico de este Gran Premio son las filas indias, desesperantes para los más rápidos y gratificantes para los lentos. Este año, con las grandes diferencias que hay entre los equipos punteros y los de la zona de atrás (como nuestras tortugas hispánicas) se avecina más de una trifulca cuando empiece la ronda de adelantamientos a los doblados.

Red Bull llega en un estado magnífico, con pleno de poles hasta la fecha. Pero como ya hemos dicho, aquí los bólidos pasan a un segundo plano dando la mayoría de protagonismo a los conductores. De hecho, en las dos primeras sesiones de libres disputadas hoy el más rápido ha sido el F10 de Fernando Alonso. No obstante, el asturiano se muestra prudente y ha comentado hoy que aún no se ve con posibilidades de arrebatarle la vitola del más rápido a Vettel o Webber. Ya veremos que pasa en la clasificación oficial. Hamilton, con su conducción siempre al límite, estará también entre los favoritos.

El de Mónaco es de los circuitos más cortos, sólo 3,3 kilómetros, y más lentos, entendiendo por lentitud en este mundillo que no sobrepasen los 300 km/h. De reojo los pilotos van dejando atrás un vista de lo más lujosa: yates imponentes, casinos, hoteles sólo asequibles para carteras repletas, tiendas glamourosas por doquier…Cualquiera de los participantes daría lo que fuera por hacerse con la victoria y sentirse por un momento, champagne en mano, como un verdadero ‘Príncipe’.

Para que os hagáis una idea más clara desde el punto de vista técnico de cómo es la conducción por las angostos pasillos del Principado de la F-1, os dejo este vídeo que Jaime Alguersuari presenta en las previas de cada carrera a manos del simulador de Red Bull. ¡Arrancamos!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: