La suerte se alía con Alonso en Montmeló

9 05 2010

El semáforo en verde con el que arrancaba el GP de España dejaba claro que las sorpresas en este circuito son escasas. Las primeras vueltas eran sencillamente un calco de la parrilla de salida confeccionada el sábado. Webber y Vettel volando al frente perseguidos en la distancia por Hamilton y Alonso. Y poco más cabía esperar.

Ni crisis, ni paro, ni nada de nada. Las gradas estaban a reventar, en esta ocasión con más presencia del color rojo que se intercalaba con la perenne marea azul, ansiosas por rememorar aquellos adelantamientos espectaculares del asturiano. Pero poco a poco los gritos de ánimo se iban transformando en bostezos y conformismo. Los Red Bull iban como un tiro y Hamilton parecía tener su hueco en el podio asegurado.

Pero a falta de diez vueltas para final, el factor suerte se subió al monoplaza del piloto ovetense. Vettel tenía graves problemas con los neumáticos y los frenos y tras salirse de pista no tuvo más remedio que entrar en boxes para cambiar las ruedas. Alonso se ponía tercero. Los espectadores no daban crédito y explotaban de alegría.

Y aún hubo más. Cuando restaban únicamente dos pasos por línea de meta, Hamilton, que estaba realizando una magnífica carrera sufrió las consecuencias de su agresiva conducción y sus neumáticos dijeron basta. Accidente del británico, sin consecuencias para su integridad física, y Alonso segundo. Totalmente inesperado. Sabor a gloria. Parece que el español ya lo hubiera vaticinado el año pasado cuando al tener que abandonar en numerosas ocasiones por mala fortuna aventuraba que la suerte le estaba esperando para cuando estuviera realmente luchando por el título. ¡Una grata casualidad!

El gafe este año se está cebando por completo con Pedro De La Rosa. Una vez más tuvo que abandonar, como consecuencia de un toque en la primera vuelta. Palo más duro si cabe hoy, después de que partía con expectativas de puntuar con las mejoras introducidas en su BMW-Sauber. Y ante su afición. No pudo ser. Mejor le fueron las cosas a Jaime Alguersuari que, a pesar de que fue penalizado con un drive trought, acabó décimo, con otro puntito más en su haber. Las tortugas hispánicas tampoco hicieron valer el hecho de correr en su tierra natal y ninguno de sus dos pilotos pudo completar la carrera.

Button finalizó quinto y mantiene el liderato del Mundial con 70 puntos, eso sí, perseguido de cerca por Alonso con 67 y Vettel con 60. Con su victoria, Webber ha escalado hasta la cuarta posición, mientras que Hamilton cae a la sexta como consecuencia del incidente que sufrió a última hora. La clasificación pone de manifiesto que a pesar de la clara superioridad de Red Bull el campeonato está abierto. Las carreras son muy duras y aún queda mucho para aventurar quien se proclamará campeón. Y la semana que viene…una de las míticas: GP de Mónaco.

Anuncios

Acciones

Information

One response

11 05 2010
alfredosaceda

Algunos tienen mucha suerte, incluso cuando no la busca. Este año el mejor piloto está siendo Hamilton. Es el que más arriesga y el único que trata de adelantar. Aunque es verdad que debe tener más cabeza.

Aún así, la carrera del otro día fue un puto coñazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: